viernes, 12 de marzo de 2010


La rebelión fiscal o la cólera de Aguirre



Cada vez está más claro que la oposición en España no se hace desde Génova sino desde la Comunidad de Madrid. Esperanza Aguirre ejerce de látigo del gobierno mientras que Rajoy es el plumero o el felpudo gubernamental. Esperanza Aguirre elige bien los temas, parece que improvise pero acierta con ellos y, sobre todo, da la batalla sin mesarse tanto la barba como hace el opositor oficial y rajoyesco. Esperanza Aguirre tiene sus cosas: sus vestidos cursis, su liberalismo fragmentario, más de boquilla que otra cosa, pero bueno, comparado con otros..., un discurso guadiana ante el tema del aborto... Pero el conjunto está a una distancia mayúscula del discurso gris marengo de Rajoy.
Y ante el asunto de los impuestos, ese robo legal e institucionalizado, no cabe otra respuesta que el impago. O al menos la protesta, como paso previo.

6 comentarios:

Claudedeu dijo...

Lo gris marengo de Rajoy es más bien blanco merengue, lo justo para tomarse un café después de las comidas con su puro y caer rendido en su despacho, trabajando en sueños.

Claudedeu dijo...

¿Lo de réprobos y pútridos apátridas patrios es un castigo o una letanía que debo cumplir antes de mi muerte literaria?

Persio dijo...

La frase que he dejado en tu blog es un ejercicio espiritual. Hay que decirla en la orilla de la playa con un piedra en la boca, como Demóstenes. (No hace falta ir a Grecia ni tragarse la piedra.)

Claudedeu dijo...

En tal caso, y aprovechando que el Pisuerga pasa por la ciudad de Delibes y marcho para un sitio con playa, accederé a su buen criterio y masticaré la piedra que me dé feliz eternidad en mi vida pasajera... Menuda depresión que tengo hoy, y yo sin perro que me haga compañía en mis viajes por la playa y mis masticaciones del terreno arenoso.

Eduardo de la Fuente dijo...

Aguirre es la Oposición. De haber estado en la jefatura del PP hoy la tendriamos de presidenta, la primera mujer española en ostentar el cargo... Y mira por donde, no es feminista ni de izquierdas.

Y llámame cutre o casposo pero me gusta su look.

Un saludo

alvaro Locx dijo...

Oye que genial tu blog, interesante muy interesante.

Abrazos.