miércoles, 9 de abril de 2008


BabyRosa



Atuendo lésbico y lírico para subir al estrado del Congreso. Rosa Díez, el paso infantil, la idea clara, las gafas rojas para leer las palabras que duelen a los excompañeros. Es carne de su propia carne quien lo cuenta. Con sangre roja, vasca y española. La antisangre de Mondragón. La que no se rinde. Palabras como martillos en la inexistente conciencia de los socialistas vascos, en los tímpanos sordos de Zapatero; quien prepara una legislatura en la que va recibir hostias a izquierda y derecha. A dos carrillos. Tragará verdades como puños. BabyRosa tiene espina.

4 comentarios:

H dijo...

Me temo que a Z le ha salido un grano en el culo. Y de los que no se van...

Butzer dijo...

Eso de grano en el culo...joer...xd
Yo me quedo con lo que dijo Anasagasti, ha llegado "la pepito grillo del Congreso"

Gazulin dijo...

Ojalá Rosa Diez no se desinfle ya que promete mucho en esta legislatura. Si lo hace bien, puede que para la próxima legislatura no sea la única diputada de su partido.

Saludos...

Persio dijo...

h, ahí estamos. Bueno, está ;)

butzer, pepita grilla rosácea.

gazulin, un sumidero de votos para un pp centrado.