sábado, 19 de abril de 2008


Londres: Piscina pública sólo para hombres musulmanes

Muy hombres y muy musulmanes. Nada de mariconadas ni de multiculturalismo acuático. Pura segregación religiosa en la querida Inglaterra. Un padre y su hijo no pudieron acceder a la piscina durante el horario reservado a los muslimes varones.
-Tendría que preguntarle a todos los que se están bañando si les importa -dijo uno de los empleados del recinto. Pero la pregunta se quedó sin hacer y el padre y el hijo se quedaron secos (sin bañarse).
Y otra vez que volvieron:
-Es requisito de la religión islámica que los musulmanes no se pueden bañar con los no musulmanes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se rinden. Bien. Habrá que ver si la gente corriente también lo hace.

Persio dijo...

Ay, qué fue del viejo himno "Rule Britannia", cuando hora manda la cosa mora en el propio hogar británico.