martes, 15 de diciembre de 2009


AQIM



Resulta que su centro operativo está en España:

La munición para estos ataques, la compra de explosivos o la infraestructura para levantar campamentos en el desierto del Sahel, fuera del alcance del ejército argelino, se logra gracias al dinero y las joyas robadas en España por un ejército de acólitos y simpatizantes con los que cuenta este grupo salafista. Coches robados en ciudades españolas y trapicheo de droga financian la actividad criminal de la nueva base de Al Qaeda en África, una base volante que instala y levanta sus campamentos a velocidad de vértigo en un territorio de nadie donde los viejos todoterrenos de los débiles ejércitos de Mauritania y Malí no llegan y los satélites norteamericanos son burlados por los terroristas que se disfrazan de pastores, comerciantes o ganaderos. Islamización de Europa

4 comentarios:

Javier dijo...

10.000.000 de € dicen que costó el SITEL, ¿no?; yo creo que, si en vez de ese cacho ordenador se hubiesen comprado un camello, habrían vigilado mejor al enemigo y, seguro que saldría más barato.

Un abrazo. Por cierto: ¿se aclaró ya lo de los trenes? (?)

Alter ego dijo...

A ver lo que ocurre con los tres cooperantes españoles.Nos sacarán una fortuna y todo gracias al mal,al pésimo asuntos exteriores de nuestro ministro.Saludos.

Persio dijo...

Javier, el otro día escuché a Luis de Pino sobre la sospecha que tenía de que algunas instancias gubernamentales pudieran aprovechar lo de AQIM para tratar de ligarlo con los trenes de Atocha. Estos presos que nos demandan...

Javier dijo...

No me extrañaría, Persio: estos no dan "putada sin hilo".

Un abrazo.