martes, 5 de enero de 2010


El testimonio de las víctimas del terrorismo será asignatura en los colegios vascos

Buena idea, sí; pero, dado que la iniciativa se enmarcará dentro de Educación para la Ciudadanía, sólo servirá para lavarle la cara a esta asignatura... Y de paso, sostener el dirigismo estatal en asuntos de escuela. En este caso, para bien; en tantos otros, para mal. De hecho, esta medida sólo tratará de compensar en parte todo el mal hecho hasta ahora en las ikastolas...

¿Por qué nadie propone eliminar directamente el dirigismo y que las escuelas ofrezcan libremente sus programas educativos, y que los padres elijan? ¿Porque el vascuence sólo lo elegirían cuatro gatos, cachorros de los batasunos?

La consejera de educación del Gobierno vasco, Isabel Celaá ya afirmó hace varios días que "de lo que se trata es de que las víctimas sean capaces de de comunicar su sufrimiento y lograr la empatía de los alumnos, y así lograr el objetivo de la educación para la paz". La consejera reconoció "la riqueza enorme que supone presencia física y directa de las víctimas, y aseguró que su departamento trabaja "en esa dirección" para lograr "un plan de paz sin ambigüedades ni equidistancias".

Celaá también afirmó que "es necesario preparar el terreno para la aplicación de esta medida", por lo que las aulas han de estar lo suficientemente preparadas para impartir la asignatura. Además, aseguró que la presencia de los damnificados en las aulas, ya sea de forma directa o mediante otras fórmulas, "no va a poder ser obviada, porque resulta obligada" en la asignatura de la Educación para la ciudadanía y en el propio ámbito de la educación para la paz, de la que afirmó que se integrará en la asignatura anterior.

Más