viernes, 1 de enero de 2010


Las campañazas



Una vez más, el peñazo de las campanadas. Mientras que en casa las criaturas cumplen añitos, nosotros cumplimos añazos... Nos adentramos en épocas cada vez más futuristas: 2010, una nueva odisea en el espacio. Una pica en el cuadrante espacio/tiempo en el que nos vamos desenvolviendo, como vectores imparables en busca de Dios...

Ufff, ráfagas de filosofías a comienzos de año... ¡Perdón!

Rebajemos la filosofía con un poco de crítica televisiva... Creo que soy de los pocos en España que aún no ha visto la nueva cara de Belén Esteban. Vale, estoy rebajando mucho... Ni a este paso creo que vea su rostro de transformer... Así que centrémonos en la tele que vi, TVE.
Este año, en TVE, Ana Igartiburu no lucía el lomo al aire..., qué pena. Su compañero esmoquinado (por el esmoquin) y engominado (por la gomina), temblaba por el frío deseo ambiental, o sea, que temblaba de frío más que de deseo. Yo creo que la Igartiburu le era indiferente... Cero grados en la puerta del Sol, en todo caso. Pero la gelidez no les hizo olvidar la letra del discurso que habían de decir, los muchachos. Él: "Este año no será tan tremendo como el que dejamos atrás... En el 2010 todo irá mucho mejor, claro que sí, hay que ser optimistas, hombre" (ZP no lo hubiera dicho mejor). Ella: "Este año es muy importante para España, pues estrenamos presidencia en la Unión Europea..." Emoción a raudales con cava catalán, chisporroteo político en las madrugadas socialistas... ¿Pero no decían que se había acabado la publicidad en TVE...? (Con cargo al presupuesto, por supuesto.) Ah..., que se ha acabado la publicidad comercial pero no la publicidad gubernamental... Pues hala, preparémonos para las cuñas indiscriminadas... La campaña publicitaria infinita ha comenzado. Antes, al menos, descansábamos con los anuncios...

¡Feliz año, muchachada de los blogs, amigos de la resistencia cibernética!