miércoles, 26 de agosto de 2009


¡Quemadlos vivos!



La última barbaridad de los muslimes. Situémonos. Pakistán, año 2009. En la localidad de Gojra se extiende el rumor de que un cristiano, celebrando una boda, se deja llevar por la alegría y quema alguna que otra página del Corán. Entonces, incitados por los líderes religiosos del lugar, tres mil barbados discípulos del Profeta irrumpen en el barrio cristiano a tiros y con las manos plagadas de cócteles molotov. Prenden fuego a más de 50 viviendas; y mueren quemadas vivas 8 personas, entre ellas un niño de siete años.
Esto no es un daño colateral, sino un acto plenamente intencionado. Tal vez por ello no sea portada en ningún periódico. Y en los rincones donde aparezca mejor que se hable de "extremismo religioso...". Vaya usted a saber de qué religión.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En la foto se ríen como hienas los moromierdas hijueputas, es de que sean muertos todos los moros sin contemplación, sin perdonar ni a las putas tapadas que paren como moscas ni a los críos de esos animales.

Angel Luis González dijo...

Eso es una muestra de los tiempos en que vivimos.La humanidad necesita de Cristo.