domingo, 11 de abril de 2010


Alemania conoce el escándalo de abusos sexuales en un colegio vinculado a la UNESCO

No sólo en la Iglesia Católica cuecen habas, evidentemente:


El diario Frankfurter Rundschau relata que hace un mes el colegio de Odenwald resultó ser la primera institución laica en verse involucrada en el escándalo de abusos sexuales.

El diario señala que, en total, 40 estudiantes acusan a nueve profesores de abusos sexuales y practicas sádicas y que dos de los testigos han relatado "rituales horribles" como, por ejemplo, quemar o arrojar agua hirviendo sobre los genitales, haber sido sometidos penetraciones con plátanos.

En algunos casos, los abusadores habrían sido estudiantes mayores que violaban en grupo a compañeros más jóvenes mientras un profesor observaba la escena.

Y luego está la ocultación del delito:

El Ministerio de Educación de Hesse supo en 1998 lo que estaba ocurriendo en el colegio y las acusaciones contra el ex director Gerold Becker, que administró el instituto hasta 1985. Becker es uno de los principales sospechosos en los casos de pederastia y, pese a que el gobierno regional conocía estas acusaciones, lo mantuvo como asesor del Ministerio de Educación hasta 1999, según Frankfurter Rundschau.