jueves, 27 de enero de 2011


El bebé de Bardem

La historia fue así:


Penélope se descubrió mojada en jamón/jamón. Y luego, el tiempo tiene estas cosas, entre tocino y tocino, volvió con su javierito de toda la vida.


Ulises viajó hasta Ítaca y regresó, pero Penélope dejó Alcorcón y no vuelve de LA ni a tiros.

Javier Bardem pensó que detrás de la pancarta hacía demasiado frío. Yo también me voy a LA. Mejor el lujo de LA y el discurso discontinuo de vez en cuando, para dar de comer a los seguidores/borregos comedores de pan y palabras.

"Cambio camarote del hermano Marx", dijo Javi Bardem, "por clínica de lujo para Pene Cruz, mi chorba esposada, hija predilecta del alcornocal". 


La habitación la eligió mi mujer. Un antojo, si por mí hubiera sido... Con la cara de mala bestia que yo tengo... 


El camarote del hermano Marx se encuentra despoblado de un tiempo a esta parte.